• FB
  • TW
  • YT
Plza Santa Cruz, 2-4-Zaragoza
TEL: 976 922002 / FAX: 976 392 306 /
Email: ensenanza.zaragoza@cgtaragonlarioja.org cgtense.zaragoza@gmail.com

Portada > Noticias > Los centros de Zaragoza Sur: entre el abandono y el colapso

Los centros de Zaragoza Sur: entre el abandono y el colapso

Miércoles 23 de septiembre de 2020, por FASE CGT

 Versión para imprimir de este documento  Enviar la referencia de este documento por email

Agenda del curso

« octubre de 2020 »
L M M J V S D
28 29 30 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1
 

En los últimos días varios representantes de CGT Enseñanza nos hemos reunido con los equipos directivos de distintos centros de la zona sur de Zaragoza para conocer su situación. La realidad mostrada es desoladora: ratios de 27 alumnos en primaria, especialistas sin incorporarse, falta de espacios, infraestructuras sin concluir y problemas con la limpieza y desinfección entre otros muchos. La sensación transmitida por nuestras compañeras y compañeros es de total abandono debido a la falta de respuestas por parte del Departamento de Educación.

A principios del mes de septiembre, el Consejero Felipe Faci anunció “a bombo y platillo” un acuerdo específico con distintas organizaciones sindicales en el que se proponía una bajada de ratios significativa en los centros de la zona sur de Zaragoza. Sin embargo, a día de hoy nada de lo prometido se ha llevado a cabo y la realidad sigue resultando descorazonadora, con ratios de 25, 26 y, en algún caso, hasta de 27 alumnos por clase, muy por encima de las ratios acordadas. A este hecho hay que añadir que si bien en Infantil se han desdoblado grupos y se han reducido las ratios a 18 ó 19 alumnos por aula, no se ha previsto un incremento de la plantilla sino que se ha realizado con el mismo equipo docente disponible.

A todos estos problemas hay que unir una persistente falta de profesorado que imposibilita una educación de calidad. Es el caso de las aulas TEA (Trastorno de Espectro Autista), docentes de Pedagogía Terapéutica (PT), especialistas de Audición y Lenguaje (AL) o auxiliares de Educación Especial. Estos déficits muestran un total abandono del alumnado ACNEE y ACNEAE por parte de la Administración, que además de suponer una merma en su educación pueden afectar gravemente al bienestar de su salud a medio y largo plazo. Llegando a situaciones tan dramáticas como la de un alumno que no puede incorporarse a su centro por la falta de auxiliares de educación especial y por falta de sanitarios, vulnerándose de una manera flagrante su derecho a la educación y su derecho a la salud.

Otro gran problema detectado en estos centros es la falta de unas infraestructuras adecuadas. La nula voluntad política y la dejadez del ejecutivo del señor Lambán, está generando una masificación en esta zona inasumible, produciéndose situaciones tan rocambolescas como que centros ya saturados tengan que acoger hasta 4 grupos de colegios aún sin concluir, aspectos que son totalmente inaceptables. La situación llega a rozar el caos, como es el caso del Colegio Integrando San Jorge de Valdespartera, en el que dos grupos de ESO tienen que permanecer en la zona de Primaria porque los barracones destinados a acogerlos no están preparados. A este despropósito hay que añadir la presencia de goteras o la falta de una red wifi necesaria para desarrollar su programa educativo con las mínimas garantías.

Otra queja unánime que nos han trasladado tanto las familias como los equipos directivos es la falta de los equipos de limpieza necesarios. Desde la administración no se ha dotado del personal suficiente para la situación actual, estableciendo soluciones tan sorprendentes como cambios de turnos, trasladando el personal de la tarde a las mañanas, una solución tan kafkiana que no limita la propagación del virus.

Por otro lado, la saturación y la falta de personal están también afectando al funcionamiento de los comedores adjudicados a empresas externalizadas. En muchos casos, los equipos directivos se ven obligados a trabajar en el comedor ayudando a las monitoras, tanto en la entrada como durante los servicios, poniendo su horario a disposición de empresas privadas y retrayendo tiempo laboral de sus funciones propias e incidiendo negativamente en el funcionamiento de los centros. Además, las abusivas ratios de comedor –con una monitora para niños y niñas de hasta siete grupos distintos-, pone en riesgo la supuesta estanqueidad de los Grupos Estables de Convivencia (GEC), uno de los tótems preventivos del Departamento que como venimos denunciando desde el mes de julio es imposible de cumplir.

Si todo lo anteriormente señalado resulta desolador, las insuficientes medidas tomadas por el Departamento de Educación están generando una gran incertidumbre y un enorme malestar entre las familias, vertiendo en primera instancia sus quejas sobre unos equipos directivos desbordados, infradotados y abandonados por la propia Administración. En muchos casos, los padres y madres no son conscientes de que los colectivos de docentes han sido declarados personal esencial, que están trabajando en muchos casos con 25 niñas y niños en espacios muy reducidos y que además de su labor educativa, tienen que esforzarse al máximo por vigilar la salud de su alumnado y evitar cualquier posibilidad de contagio, funciones que exceden en mucho a su capacitación y responsabilidad.

Si estas situaciones son sumamente intolerables, hay que añadir que estamos en un contexto de falta de protocolos claros respecto a los posibles contagios por Coronavirus y una preocupante descoordinación entre Salud Pública y el Departamento de Educación. Toda esta inacción y falta de reacción desde la Consejería no hace sino incrementar la presión en los centros, que viven su día a día como una continua carrera de improvisación.

La educación pública aragonesa está al límite: la masificación en unos centros con ratios imposibles, la escasez de espacios, las plantillas insuficientes, la descoordinación entre Salud Pública y el Departamento a la hora de gestionar los casos sospechosos y positivos de COVID, la falta de un plan preventivo, el desconocimiento de los riesgos en nuestros puestos de trabajo o la incorporación del personal especialmente sensible sin una evaluación previa constituyen una temeridad y contribuyen a un escenario perfecto para la expansión de la pandemia. No somos héroes, no somos salvadores de la patria, simplemente somos personas que queremos realizar nuestro trabajo con las mínimas condiciones de seguridad, ni más ni menos.

Escribe tu comentario


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

Texto
¿Quién eres? (opcional)


Protección de datos | Aviso legal y condiciones de uso | Cookies


CGT Aragón - La Rioja CIF: G50514512 © 2018