CGT - Aragón y La Rioja

Portada > Novedades

Solidaridad con José Sicilia, compañero de Correos

Jueves 8 de enero de 2015, por CGT

1 comentario  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir  Enviar la referencia de este documento por email enviar por email

La Sociedad Estatal Correos y Telégrafos S.A. se vanagloria en su medio de propaganda “ABRECARTAS” de velar por la salud laboral de sus trabajadores y aplicar la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en el conjunto de la estructura de la empresa. La realidad es radicalmente distinta, como lo demuestran los numerosos Requerimientos de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social exigiendo que Correos cumpla con lo establecido en la normativa legal de prevención de riesgos laborales.

CGT lleva años denunciando este comportamiento de Correos y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha venido dándonos la razón en dichas resoluciones.

Considerábamos que teníamos que hacer este preámbulo para explicar adecuadamente la situación del trabajador y Delegado Sindical de CGT José Luis Sicilia. A este compañero a raíz del desmembramiento de la Unidad de Servicios Urgentes (USE) de la Avda. Clave se le ordena el 1 de octubre de 2014 su incorporación a la USE 2 ubicada en el Actur. Al día siguiente recibe una nueva orden por escrito de Ramón Sánchez, Jefe de Distribución en la que se le comunica que a partir de esa fecha dejara de efectuar su labor de reparto en motocicleta debiendo realizarla en furgoneta.

Este trabajador siempre ha pertenecido a la categoría de Auxiliar de Reparto en Moto, concursando y accediendo a dicho puesto con el carné de Conducción de Motocicleta. Sin embargo, cuando se le ordena que sus tareas de distribución de la correspondencia las efectué en furgoneta, no se tiene en consideración que eso significa una modificación sustancial de las condiciones de trabajo del funcionario, al cual ni se le había informado ni formado sobre los nuevos riesgos laborales. Tampoco se había procedido a evaluar la capacidad psicofísica para el desempeño de ese puesto de trabajo.

Todas estas circunstancias las comunicó el compañero al Jefe de la USE 2. Como la orden se mantuvo, el trabajador tuvo que acatarla bajo amenaza implícita de una sanción disciplinaria. Poco después de iniciar su jornada laboral con la furgoneta, José Luis Sicilia sufría un accidente de trabajo, a consecuencia del cual se le produjo una lesión traumática como consta en el parte de baja correspondiente. El funcionario tuvo que ser asistido por una compañera, siendo trasladado al Servicio de Urgencias del Hospital Miguel Servet donde recibió asistencia sanitaria. En fecha 20 de octubre 2014, recibe el alta médica por lo que al día siguiente 21 de octubre se reincorpora a su nuevo puesto de trabajo en la USE Nº 2 en el Actur. El Jefe de dicha Unidad Jesús de Miguel, le comunica que debe efectuar el reparto de la correspondencia en furgoneta, porque sigue vigente la Orden del Jefe de Distribución de Zaragoza Ramón Sánchez. Nuestro compañero pone en conocimiento de dicho Jefe que se incorpora a su puesto de trabajo con la voluntad de realizar las tareas para las que está formado y capacitado, es decir el reparto de la correspondencia en moto. El Sr. De Miguel insiste en que debe salir a efectuar el reparto en furgoneta.

Ante esta situación de riesgo grave para su integridad y la de terceros que también pudieran verse afectados, José Luis Sicilia decide paralizar su actividad laboral conforme a lo previsto en el artículo 21.2 de la Ley 31/ 1995 de Prevención de Riesgos Laborales. Posteriormente formula denuncia en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. También acude a la vía penal interponiendo Querella Criminal contra Ramón Sánchez y Jesús de Miguel por la posible comisión de un delito contra los derechos de los trabajadores. Dicha querella ha sido admitida y se han incoado diligencias previas por el Juzgado de Instrucción nº 10 de Zaragoza.

El trabajador mantiene paralizada la actividad hasta el día 23 de octubre, cuando veinte minutos después de iniciar la jornada laboral recibe la orden de salir a repartir en moto, por lo que se incorpora a trabajar. A partir de ese día la secuencia de los hechos consistirá en que el Jefe de la USE 2 Jesús De Miguel le ordenaba a las 14:30, inicio de la jornada, que realizara el reparto de la correspondencia en furgoneta y nuestro compañero se veía obligado a paralizar la actividad laboral. Transcurridos unos 25 minutos dicho Jefe ordenaba a nuestro compañero que saliera a repartir en motocicleta.

En este acto de hostigamiento y provocación Jesús De Miguel estuvo acompañado del Jefe de Turno de Tarde Juan José Arenas y el Jefe de la Unidad de Reparto de Actur José Vicente Acín.

Esta situación se mantiene hasta el día 13 noviembre, cuando al término de la jornada se le notifica a José Luis Sicilia la incoación de un expediente disciplinario por los hechos aquí descritos, acusándole de desobediencia y de simulación de accidente. La desvergüenza y la desfachatez parecen no tener límites en el actuar de la Dirección de Correos.

Un trabajador que no ha sido formado ni informado sobre los riesgos de su nuevo puesto de trabajo, sufre un accidente laboral y la respuesta de la empresa no es la de adoptar medidas preventivas legales, sino seguir presionándolo para que acepte poner en riesgo su salud.

Como José Luis Sicilia no se ha plegado a sus modos autoritarios y fuera de la legalidad, deciden expedientarlo y suspenderlo provisionalmente de funciones, lo que significa la perdida de la mitad de sus ingresos mensuales. Se trata de una vengativa forma de castigar a nuestro Delegado Sindical por exigir su derecho fundamental a la salud y el respeto a su dignidad como trabajador. No lo van a lograr, porque es un acto arbitrario e injusto valiéndose para ello de la utilización torticera de las facultades administrativas otorgadas a la Sociedad Estatal. Por otra parte, como ya hemos mencionado, hay abiertas diligencias en el Juzgado de Instrucción nº 10 de Zaragoza, siendo llamados a declarar por la posible comisión de un delito contra los derechos de los trabajadores, el Jefe de Distribución Ramón Sánchez y el Jefe de USE 2 Jesús de Miguel.

Creemos que en el caso de José Luis Sicilia, el castigo no solo va dirigido a doblegar a un trabajador sino que pretende humillar y represaliar a un Delegado Sindical con una larga trayectoria en la defensa de los derechos de los trabajadores/as de Correos. No lo van lograr. Ni José Luis Sicilia va a claudicar en su exigencia del reconocimiento del derecho a la salud Laboral, ni la CGT va a cesar en su lucha porque todos/as los/as trabajadores/as de Correos trabajen en condiciones dignas y seguras.

POR EL DERECHO A LA SALUD LABORAL Y LA DIGNIDAD DE LOS TRABAJADORES DE CORREOS. POR EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY 31/1995 DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES. BASTA DE REPRESIÓN.

Comentarios | 1 mensaje

  • Le 14 de febrero de 2015 à 21:51

    Sin miedo, a por los directivos y jefecillos de correos. Denuncias penales,laborales,en prensa, calle, redes. Solidaridad Basta de atropellos sociales¡

    Responder este mensaje

Escribe tu comentario


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

Texto
¿Quién eres? (opcional)


Protección de datos | Aviso legal y condiciones de uso | Cookies


CGT Aragón - La Rioja CIF: G50514512 © 2018