CGT - Aragón y La Rioja

Portada > Novedades

CGT denunciamos la nula ética de muchas empresas

Viernes 20 de marzo de 2020, por CGT

1 comentario  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir  Enviar la referencia de este documento por email enviar por email

Lejos de comprometerse socialmente con la superación de esta crisis, están viendo una oportunidad en ella para quitarse temporales, finalizar contratos por obra, crear bolsas de horas, descontar días de vacaciones… y que ninguna piense que esto va a quedar impune, ya sea más tarde o más temprano, vamos a poner encima de la mesa todo esto.

CGT Aragón – La Rioja denunciamor la inmensidad de incumplimientos laborales y en materia de prevención de riesgos laborales que se están llevando a cabo por parte de las empresas. Ya no es que esta crisis del Covid-19 haya pillado desprevenidas a las empresas, sino que muchas están aprovechando para efectuar despidos, fines de contrato ilegales, imposición de vacaciones y flexibilidad, y desde luego, saltándose las indicaciones mínimas de seguridad para evitar la propagación del contagio, poniendo como primera prioridad la producción y la rentabilidad económica. Los argumentos para realizar estas afirmaciones se basan en las numerosas demandas de asesoramiento que estamos recibiendo durante estos días.

Hay empresas que, en mayor o menor medida, se están ajustando a la normativa laboral. Pero por contra, y lejos de comprometerse socialmente con la superación de esta crisis, muchas otras están viendo en ella una oportunidad para quitarse temporales, finalizar contratos en periodo de prueba o por obra y servicio, crear bolsas de horas a devolver, obligar a gastar días de asuntos propios o descontar días de vacaciones. Hacemos un llamamiento a las plantillas a que no acepten imposiciones ya que las invenciones de las empresas son eso, solamente invenciones macabras para recortar derechos.

Debido a las circunstancias de modificación constante de las normas a través de decretos y del incremento en la demanda de asesoramiento por parte de trabajadores y trabajadoras, resulta prácticamente imposible la denuncia inmediata de todas las situaciones que se están generando. No obstante, en CGT Aragón – La Rioja estamos recogiendo toda la información para poner encima de la mesa lo que están haciendo las empresas, ya sea más tarde o más temprano. Si alguna empresa piensa que se va a salir de rositas por lo que está haciendo, que se lo piense dos veces porque algunas situaciones no van a quedar impunes, ya sea ahora o cuando el estado de alarma termine.

Desamparo y nulo compromiso de las empresas en la conciliación de la vida familiar y laborales

A pesar de que el Real Decreto-ley del 17 de marzo de 2020 anunció medidas para poder conciliar la vida familiar y laboral, algo de vital importancia para las familias tras el cierre de los centros educativos, el tejido empresarial no está a la altura de las circunstancias y mantiene un desprecio absoluto al respecto. Aunque algunas empresas y pequeñas asociaciones empresariales están instando a sus empresas a que tengan en cuenta estas circunstancias, muchas otras están jugando al "búscate la vida" o a la negación a que los y las trabajadores y trabajadoras puedan adaptar su horario para cuidar a sus hijos e hijas.

También denunciamos enérgicamente el caso de las familias monoparentales, sobre las que el Gobierno no ha dictado ninguna medida específica de protección. Si la madre o padre tiene que trabajar, tiene que tirar de familiares o reducirse la jornada al 100%, lo que significa no cobrar nada. Exigimos al Gobierno que modifique el Real Decreto-ley aprobado este martes e incorpore una medida específica en este caso, ya que se están viviendo situaciones paradójicas, puesto que este colectivo está de nuevo recurriendo a abuelos y abuelas para cuidar a los hijos, por lo que la nula solución al respecto está agravando el problema.

Cascada de despidos y ERE’s con cero ética

Asimismo, hemos detectado las intenciones de multitud de empresas para sacar adelante ERE’s de forma irregular, aprovechando la crisis sanitaria e intentando, por ejemplo, su aprobación como de fuerza mayor cuando realmente son por causas productivas. Señalamos como ejemplo el ERE’s presentado por Burger King y rechazado por el Gobierno. El Real Decreto-ley publicado el miércoles, que establece mecanismos para agilizar la tramitación de los ERE’s, no es una carta blanca, como algunas empresas parecen pretender.

Recordamos que en los casos de ERE’s de suspensión por causas de fuerza mayor es la autoridad laboral la que debe ratificar la medida en base a los informes que presente la empresa, por lo que no es preceptiva la negociación con la plantilla. Nos estamos encontrando acuerdos entre representantes sindicales y empresas donde se reconoce la causa de fuerza mayor y, a la vez, se establecen complementos salariales para mejorar la prestación por desempleo. Esto es ilógico. Sería más coherente que invirtiesen ese dinero de los complementos salariales en no aplicar el ERE y superar la situación. El problema es que las medidas se dice que son para paliar la crisis, y realmente van a acabar destinadas a pagar los perjuicios que sufran las empresas, y como siempre, los y las únicos y únicas paganos y paganas de esta crisis vamos a ser la clase trabajadora.

Otro colectivo que han dejado fuera de las medidas adoptadas es el de las personas trabajadoras de ETT que sufren de por sí la precariedad. Si esas personas no tenían generado derecho a desempleo, no va a percibir nada y si lo tenían generado van a consumirlo. Se debe garantizar que las suspensiones de contratos de estas personas se van a equiparar a las de las personas afectadas por ERTE en la empresa usuaria.

Por otro lado, el comportamiento de empresas que no están tomando las medidas de seguridad mínimas es preocupante. No se entiende que no podamos ir de dos en dos a comprar el pan, y que en muchas empresas se junten cientos de personas en un solo centro de trabajo. Señalamos como ejemplo las denuncias públicas realizadas por secciones sindicales de Inditex, Majorel o Telepizza, aunque hay muchas más. Y recalcamos como de especial gravedad situaciones de paralización de la actividad por parte de la plantilla, como ocurrió en BSH, donde los y las trabajadores y trabajadoras se negaron a continuar trabajando si no se adoptaban medidas.

Asimismo se están dando situaciones de gran incoherencia como el hecho de que se permita ir varias personas en un vehículo cuando éste es de empresa o se esté permitiendo trabajar en determinados sitios sin respetar las medidas de seguridad, pero se deje en una gran situación de indefensión a aquellas personas que no disponen de vehículo propio para ir a trabajar, y se les impide compartirlo con otros compañeros, máxime en aquellos casos en que no es factible llegar en transporte urbano ni hay transporte de empresa.

Desde CGT recordamos también la desprotección de las empleadas de hogar, ya que el decreto las deja fuera porque tienen que seguir prestando servicio, pero a muchas las están despidiendo por miedo de las familias al contagio, por la situación de confinamiento o porque al estar en casa ya no necesitan sus servicios, dejándolas en una situación de desamparo y desprotección, ya que no tienen derecho a desempleo.

Comentarios | 1 mensaje

  • Yolanda Lamelas
    Le 31 de marzo à 13:41

    Buenos días,
    No suelo comentar en el foro, pero esta última parte de las empleadas de hogar me llega al alma. Este es, ya de por sí, un trabajo duro y denostado, y ahora también escaso. Yo tengo una empleada de hogar (ahora ya amiga), que lleva trabajando eficientemente para mi familia (padres, hermanas, etc.) más de diez años. Yo la contraté hace 5 o 6 años conforme lo exige la ley, con lo que me convertí en empleadora.
    Al principio empecé pagando aproximadamente 20€ al mes de Seguridad Social por ella, y hoy en día pago más de 50€. Esto supone que de todo el dinero que gasto en ella al año, el gobierno se lleva nada más y nada menos que 1/3, y ella el resto. Es decir, las empleadas de hogar cobran una birria, pero salen caras. Ahora bien, ellas no tienen la culpa, por lo tanto, y aunque no es barato, mi empleada de hogar sigue cobrando su sueldo durante el estado de alarma, porque afortunadamente, yo también sigo cobrándolo (y teletrabajando), y no tiene que venir a limpiar a mi casa, porque considero que es un riesgo para su salud, al igual que para la mía y la de mi familia.
    También entiendo que hay quien en estos momentos no puede permitirse un gasto así por la reducción en el salario que para algunos supone el estado de alarma, pero todos aquellos que sigan en las mismas condiciones económicas que antes de quedarnos en casa deberían reflexionar sobre esto y, en mi modesta opinión, decidir que sus empleadas de hogar tienen los mismos derechos económicos y sanitarios que ellos.

    Responder este mensaje

Escribe tu comentario


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

Texto
¿Quién eres? (opcional)


Protección de datos | Aviso legal y condiciones de uso | Cookies


CGT Aragón - La Rioja CIF: G50514512 © 2018